Las poblaciones indígenas deben ser siempre respetadas y cuidadas. No concebimos otra forma de conocerlas que aquella que se enfoca primordialmente en estos dos valores fundamentales. Por ello, recomendamos con franqueza que leáis los artículos sobre Tribus que ha preparado nuestra apuesta segura: Silvia Romero. Especialista en experiencias genuinas y en viajes de inmersión, Silvia Romero organiza viajes únicos a través de sus plataformas A Friend in the City y A Friend in the Tribe. Hoy traemos un artículo muy especial sobre curiosidades del pueblo Masái.


Los Masái son una de las tribus más conocidas del mundo.

  • Caracterizados por su longevidad, su ínfima conexión con el mundo animal, su gran estatura y sus saltos joviales, les encontraremos en Tanzania y Kenia, en éste último país habitan mayoritariamente en la Reserva de Masai Maara. Actualmente nos encontramos ante un pueblo conformado por unos 880.000 individuos.

 

  • El colonialismo disminuyó su población, aunque no consiguieron imponerles su cultura, los británicos limitaron en su tiempo sus territorios y ganado. Es por eso que muchas de estas tribus, a pesar de seguir ejerciendo la ganadería, crean objetos de artesanía que venden a los turistas para subsistir.

 

  • Como dijo Francisco Montalvo en su libro «En busca de un sueño: Kenia» Rara vez matan al ganado para alimentarse, salvo de vez en cuando alguna oveja o cabra. Sin embargo, cuando lo hacen, no desperdician nada. Según las creencias místicas de Los Masái, su pueblo deriva del hijo de Dios al que se le encomendó el cuidado del ganado, por ello cobra tanta relevancia dentro de su cultura y su idiosincrasia la ganadería y el pastoreo. De hecho, la riqueza de las familias se mide en cabras, vacas y ovejas.

 

  • Los poblados Masái reciben el nombre de boma y sobre él se construyen sus casas o manyatas – la verdad, muy parecido a las de la tribu Himba -. Estas casas están hechas principalmente de barro, paja y excrementos de animales.

  • Poseen propia estructura jerárquica basada en la edad y la sabiduría de cada individuo con las siguientes vicisitudes: El cambio de la niñez a la edad adulta está revestido de tradición y costumbre, ya que el ritual manda cazar un león para ser considerado un auténtico hombre, siendo el culmen de la enseñanza que reciben desde pequeños: no deben tener miedo a nada. Afortunadamente, este rito ha quedado en desuso.

 

  • Algo que a los occidentales nos suele chocar, es el hecho de que suelen beber sangre animal en vez de agua, hay un gran colectivo que achaca su longevidad – la media es de 90 años – a esta costumbre.

 

  • Los Masái poseen su propia lengua, el maa, hablado tanto en los grupos pertenecientes a Kenia como a Tanzania. Es parte de su seña de identidad, siendo un elemento de conexión y unión entre cada Masái de cualquier parte de África. De hecho, en suahili, Masái significa «aquellos que tienen como lengua común el maa.»

¡Echa un vistazo a nuestro foro de viajes sobre África Oriental!


Puedes conocer más sobre Silvia Romero:
Categories: África

Deja una respuesta